Cooperativa costureras a toda máquina

¡Somos Cooperativa de Trabajo Textil en Chile!

El 24 de agosto de 2021 firmamos el acta que nos vincula como Cooperativa. Desde entonces hemos estado trabajamos para llevar a cabo este proyecto de valorización del oficio y revitalización de la confección textil local. 

Comenzamos este trayecto el 2020, como colectivo convocado para ayudar sin fines de lucro al abastecimiento de mascarillas y otros productos como toallas higiénicas reutilizables, en el contexto de emergencia sanitaria por el COVID-19. Tomadas de ese impulso, y constatando las condiciones de precarización laboral a las que se enfrentan las trabajadoras textiles, en particular las costureras domiciliarias, fue tomando forma la idea de levantar una cooperativa de trabajo para ser agentes de cambio en esta nueva industria textil.

Somos una cooperativa en la que participan mujeres de diversas disciplinas: sociología, educación, arquitectura, diseño, psicología, costura, contabilidad y más. Esta diversidad confluye en el interés por el mundo textil, la industria de la moda y la costura como una práctica que ha sido el sustento de muchas mujeres en nuestra historia como país.

Existe poca información respecto a las condiciones de trabajo de las costureras y trabajadoras textiles hoy en día en nuestro país. Con la caída de las industrias y grandes talleres textiles, luego del auge de la importación de productos a bajo costo en la década de los 70 y 80, las trabajadoras se replegaron al trabajo en sus domicilios. Las dificultades en la formalización y la falta de reconocimiento del trabajo en domicilio, hace que las trabajadoras se enfrenten a bajas remuneraciones y largas jornadas.

Para más información recomendamos la noticia del 2017 https://radio.uchile.cl/2017/11/06/trabajadoras-textiles-en-domicilios-la-precarizacion-que-bordea-la-semi-esclavitud/ y la investigación de Fundación Sol de ese mismo año https://fundacionsol.cl/cl_luzit_herramientas/static/wp-content/uploads/2017/10/20170824-Estudio-FSOL_CONTEXTIL_OIT.pdf

En este escenario es que se levanta esta cooperativa, buscando vincular a costureras, diseñadoras/es y otros agentes bajo la lógica del comercio justo, tanto en las remuneraciones a cada trabajadora en la cadena textil, como considerando también el impacto de la industria en el medio ambiente, promocionando una economía circular mediante la reutilización de ropa en desuso. Este año se vienen nuevos productos y proyectos para comenzar nuestro trabajo como cooperativa, es decir, yo no trabajando de forma voluntaria, sino que propiciando la justa remuneración tanto en nuestra cooperativa de trabajo como en el rubro textil en nuestro país.